Cómo elegir el hosting adecuado

hosting

Elegir hosting: el punto de partida de un proyecto web

Empezando por el principio: ¿Qué es el hosting?

Concepto que proviene del inglés, significa “alojamiento¨. Hace referencia al lugar donde alojamos nuestra web, es decir, donde se encuentran físicamente todos los archivos que componen nuestra web: imágenes, bases de datos…

Tipos de hosting. Conócelos antes de empezar a trabajar.

 1. Gratuito. Es aquel que no cobra por ofrecerte el servicio. Has de tener en cuenta que será limitado, con lo que en función de para qué lo necesites tendrás que atenerte a una serie de restricciones.

2. Alojamiento con servidor compartido. En este caso, por un módico precio, puedes optar a opciones más amplias que con el hosting gratuito. En este tipo de alojamiento, se comparte un mismo servidor entre varios clientes, con lo que es una buena opción para empezar a trabajar en función del proyecto que vayas a desempeñar. Desventajas: es posible que los fallos de un usuario puedan repercutir en los demás usuarios del servidor. Limitación de velocidad.

3. Alojamiento con servidor dedicado. Aquí tienes un servidor para ti solo. Obviamente, el costo es mucho mayor, pero dependerá de la envergadura de tu proyecto que te decantes a contratarlo. Generalmente se encuentra localizado en un centro de datos.

4. Alojamiento en la nube. A estas alturas, quien más quien menos está familiarizado con “la nube”. No hace falta que seas un heavy user de internet, pues todo el mundo tiene alguna noción básica de lo que esto consiste. Traducido al alojamiento web se puede decir que el sitio web alojado en la nube está asegurado no sólo por un servidor, sino por varios.

¿Cómo elegir un buen hosting?

Te dejo esta tabla que puedes ir rellenando cuando estés comparando diversos servicios de hosting. Con ella puedes valorar lo que mejor se adapte a tus necesidades.

Tabla comparativa hostings

Elige tu plan de hosting

Si estás empezando con un proyecto web, un ecommerce o un blog, quizá en un primer momento estás mirando con lupa todos los costes que acarrean. Por eso, siempre acabamos fijándonos en el Plan Básico, muchos son gratuitos y pensamos “¿para qué más?” , sin embargo hay que tener cuidado con algunos aspectos, se trata de tener un poco de perspectiva por lo que pueda deparar en un futuro que, no sabemos si será a corto, medio o largo plazo, nos traerá cambios importantes.
– Transferencia mensual: es la cantidad de información que se descarga del servidor en el ordenador de los usuarios que nos visitan. Obviamente, el tráfico que tengamos en nuestra web influirá directamente en esta transferencia, así que ten cuidado con esta limitación, pues sería una lástima que, realizando bien todas tus labores de SEO, Linkbuilding, Social media, etc. te quedases colgado con la web ¿verdad?

-Escalabilidad, es decir, que te permita ir creciendo en recursos conforme tu proyecto va aumentando: más espacio en disco, transferencia mensual…

-Espacio en disco: es la cantidad de espacio que los servidores del hosting reservan para tu web. Lo ideal es que sea ilimitado, aunque dependiendo (y sólo dependiendo) de qué trate tu proyecto puede que con gigas más limitados tengas suficiente.

Dominios adicionales

Trabajar con un hosting multidominio te puede venir bien en algunas ocasiones. Por ejemplo, si trabajas en diversas plataformas y con distintos dominios. Siempre puedes comprar el dominio en lugares como Goddady, pero si estás arrancando también te puede venir bien adquirirlo en el mismo lugar que tu hosting. Algunos hasta te regalan algún dominio. Sí, gratis.

Soporte y garantía

El soporte de hosting puede venir dado a través de múltiples medios:

– Teléfono

– Chat

– Email

– Algún canal social, como Twitter

Dependiendo del tiempo que dediques a tu proyecto, te importará más o menos este punto. Sin embargo uno de los aspectos que a mí me da más tranquilidad (e imagino que a tí también) es que ofrezcan soporte las 24 horas. ¿A quién no le da más confianza?

A la hora de preguntarse cómo elegir un buen hosting, también es importante la disponibilidad de los servidores, que te aseguren que el 99% del tiempo va a estar plenamente operativa.

Garantía, sí. Como cada inversión que hacemos, siempre esperamos que nos den algo de garantía, como por ejemplo, de 30 días.

Sistema operativo

Esto es simplemente si es Windows o Linux. Lo más habitual es que cada hosting ofrezca los dos.

Cuentas de correo

Pueden ser limitadas o no. Eso dependerá de la escalabilidad de tu proyecto, de la que hemos hablado anteriormente. Algunos ofrecen 100 cuentas (con limitación en Gigas) y otros ilimitadas directamente.

Bases de datos

Dependiendo de tus necesidades, puede que necesites de un pequeño número de bases de datos (5 o menos) o bien puede que necesites que no estén limitadas. Atención en los planes básicos de hostings sobretodo, que es donde esto suele ser más limitado.

Almacenamiento

Ya lo hemos comentado anteriormente cuando hablábamos de los planes básicos. Puedes probar con un espacio más pequeño como 1 Giga, e ir aumentando, siempre que sea escalable. Por ejemplo, si estás pensando cómo elegir un hosting para WordPress, quizá para empezar este almacenamiento sea perfecto.

Plataformas

Importante sobretodo en E-commerce. ¿En qué plataforma vas a montar tu proyecto? Investiga a ver si tienen esa que deseas utilizar: Magento, Prestashop, Mabisy, Woocommerce, Drupal…

Acceso FTP

Bueno, puede ser interesante pero es de las cosas que veo que menos importancia tienen. Aun así, depende de cada uno.

Tasa de transferencia

Como hemos dicho, es la cantidad de información que envía un sitio web. Se mide en Gigas y es mensual. De esta forma, dependiendo del proyecto del que se trate, se puede escoger una tasa de transferencia de 1 Giga o de 200 Gigas. Esta elección es clave a la hora de decantarnos por un hosting, y es uno de los aspectos que más debemos cuidar.  En la tasa de transferencia influye:

-La cantidad de tráfico web que tengamos.

-El contenido que colguemos de la web. Los textos y las imágenes optimizadas no consumen tanto como un vídeo.

– Cómo esté programado el sitio web.

One Click to Install

Si contratas tu hosting porque quieres crear una web, por ejemplo, con WordPress, te será muy útil que haya una forma fácil de instalarlo, como es a través de un botón. Es lo que se conoce como One Click To Install, ideal si no eres informático o si tus conocimientos técnicos son limitados. Con muy poco esfuerzo, te montas un WordPress sin problema.

Facilitad del panel de control

Por último, la facilidad del pc es muy importante. Hay que tener en cuenta que no estaremos familiarizados con él, así que cuanto más sencillo nos lo pongan mejor, pues si no nos agobiaremos enseguida. En el análisis comparativo que realices de hosting, puedes probar a hacerlo en una escala del 1 al 5.

Hasta aquí todo lo necesario para hacer una buena comparativa entre diversos servicios de hosting.

Te dejo aquí algunos para que empieces a realizar tu propia valoración:

Si quieres ampliar información sobre el tema, te recomiendo estos artículos:

  1. Cómo elegir el mejor hosting para WordPress ,de Franck Scipión de Lifestylealcuadrado
  2. Cómo elegir hosting de calidad, de Manuel Vicedo

Una vez has adquirido tu hosting puedes echarle un vistazo a los artículos Primeros pasos con WordPress y Plugins básicos para WordPress

Gracias por haber leído hasta el final. ¡Suerte con la elección de tu hosting!

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: