Aplica el Benchmarking en tu negocio local

benchmarking

Se conoce por benchmarking a la técnica mediante el cual una empresa recopilar información de los mejores para aplicarlos a sus propios procesos. Conlleva un proceso de observación y análisis constante, en definitiva, no solamente de nuestra competencia, sino de aquellas empresas que destacan en una determinada forma de hacer las cosas y que, de alguna manera, podría inspirarnos para aplicarlo sobre nuestros propios procesos de negocio, mecánicas de atención al cliente, propuestas de mejora, posibles sinergias, etc.

“Al final, o eres diferente… o eres barato”. Guy Kawasaki

Tipos de Benchmarking

Existen diferentes tipos de Benchmarking en función de la dirección en la que realicemos el proceso de análisis e investigación sistemática de procesos en los que una empresa destaca particularmente.

Empezando desde dentro de la organización, esta investigación activa se clasifica en:

Benchmarking interno

“Cada hombre que se acerca más a sí mismo, en alguna forma, se acerca mayormente a los demás. (Leo Buscaglia)”

El benchmarking interno, es aquel que implica la observación y análisis de la empresa desde su interior para detectar aquellas áreas, procesos o sistemáticas que destacan. De esta forma se pueden extraer conclusiones interesantes que se pueden convertir en una misma propuesta de valor que ayuden a perfilar la Unique Selling Proposition (USP) que será lo que nos ayudará a perfilar finalmente nuestro Business Model Canvas empresarial.

Para aplicar el benchmarking internamente, primero han de medirse una serie de objetivos y unos KPI`s determinados que nos ayuden a evaluar la información. En función del tipo de negocio y de los departamentos de la empresa, se evaluarán unos u otros y escogiendo metodologías diversas.

A nivel interno, podemos analizar diversos procesos de la empresa, o bien, recopilar información sustancial de nuestro negocio local a través de encuestas aleatorias a clientes. Finalmente, podemos cruzar los datos.

Al final de todo el proceso, se tiene que poder responder a la pregunta: ¿En qué soy realmente bueno con respecto a los demás?

Benchmarking competitivo

_La tarea que me he propuesto llevar a cabo es la siguiente_ cómo evitar los males de la competencia mientras conservamos sus ventajas_. Alfred Marshall

Benchmarking competitivo, consistente en la observación de nuestra competencia mediante un proceso lógico en el que comenzaríamos por un proceso de identificación de la competencia (en el caso de que no lo hayamos hecho reflexivamente hasta ahora).

Quizá lo conveniente sea realizarlo en dos ámbitos: local y global.

Una vez identificados preguntarnos: ¿en qué son mejores que los demás con respecto a mí y por qué?

Benchmarking funcional

_Los negocios son mi forma de hacer arte. Donald Trump._

Requiere la observación de una determinada forma de hacer las cosas, orientado a los productos/servicios o procesos de trabajo de otras empresas. No importa que ni tan siquiera pertenezcan al mismo sector al que nos dedicamos en nuestro negocio. Tan solo consiste en identificar dentro del mercado quiénes destacan por una determinada manera de hacer las cosas y por qué, mediante una reflexión activa que nos obligue sobretodo a replantear algunos aspectos internos de nuestra propia empresa. No se trata de plagio ni de imitación, sino de identificación de estas metodologías que de pie a un brainstorming de nuevos procesos.

Finalmente, tenemos que poder respondernos: ¿por qué esta empresa es buena en esto y en qué podría mejorar yo mi negocio?

Reitero que lo mejor es identificar para inspirar. No para copiar. Finalmente el objetivo del benchmarking es conseguir diferenciarnos,  de manera que si plagiamos exactamente lo que observamos, primero, no vamos a actuar de forma ética, y segundo, no vamos a conseguir tener personalidad propia, sino que pasaremos a ser uno más del mercado.

Benchmarking World Class

“Allí donde hay una empresa de éxito alguien tomó alguna vez una decisión valiente” Peter Drucker

En este tipo de benchmarking identificamos a los más influyentes a nivel mundial en una determinada actividad, a través de sus productos, servicios o procesos.

Aunque sintamos que estas empresas son muy lejanas a nuestro negocio local en cuanto a proximidad geográfica y actividad, siempre es interesante inspirarnos con lo que hacen los mejores.

Quien piensa en grande, acaba siendo grande. Así que, ¿por qué no analizar estas estrategias para encontrar inspiración?

Cómo hacer Benchmarking: ideas y pasos clave

En primer lugar, podemos establecer una lista para aplicar en nuestra investigación de los puntos clave a analizar:

  • Productos y servicios: ¿Cuáles son sus productos top? ¿En qué servicios se desmarcan?
  • Procesos de venta: ¿Cómo se gestiona la venta? ¿Cuál es su ciclo?
  • Marketing (offline y online): ¿Realizan algún tipo de marketing que les haya catapultado al éxito?

Ante todo, debemos analizar el ámbito del que partimos, pues en función de esto deberemos adaptar nuestras herramientas de análisis.

Si nos encontramos en el ámbito offline, la investigación seguirá análisis de datos más convencionales, probablemente a través de una metología empírica que nos permita recopilar la información que nos puede inspirar. Para ello, podemos marcar un periodo de observación activa en el que podemos plantearnos algunas de estas preguntas: ¿por qué esa promoción tuvo tanto éxito en ventas? ¿qué lanzamiento de producto fue realizado con éxito en función de su repercusión mediática? ¿por qué se habla tanto de su servicio de atención al cliente? ¿en qué concepto basaron su campaña en televisión? ¿cómo han conseguido crear marca? 

Si nos encontramos sin embargo en el ámbito online, las oportunidades que nos ofrece Internet son infinitas. A través del Big Data podemos conocer a través de canales como las redes sociales entre otras, datos interesantes sobre su comunidad y grado de engagement. Y no solamente podemos conocer cómo se comunican los mejores, sino que también podemos analizar su visilidad online a través de una serie de herramientas como Semrush, Woorank, Moz…

Así que, si bien el benchmarking es una técnica que se viene utilizando desde los años 80 en el ámbito empresarial, sin duda ofrece información valiosísima no solamente de cómo lo hacen bien los mejores, sino lo que puede ser más importante: pone en nuestra mente la inquietud de querer mejorar día a día a través de nuevos procesos en nuestro negocio.

En el punto de mira siempre hemos de tener siempre la meta de conseguir hacernos únicos para lograr impulsar nuestros objetivos al siguiente nivel.

¿Ya utilizabas el benchmarking en tu negocio local? ¿Qué otras técnicas de analítica empresarial aplicas? ¿Crees que nos ofrece información de utilidad?

Artículos recomendados de Benchmarking

Social Media Benchmark, del Blog de Buffer

2 Comments, RSS

  1. Rodrigo 27 marzo, 2016 @ 1:29 pm

    Cuantas empresas necesitarían aplicar estos consejos para salir adelante!

    • Lucía Roldán 27 marzo, 2016 @ 1:34 pm

      ¡Gracias por tu comentario!
      Sí, el benchmarking, aunque no es nada nuevo, pues ya lleva años practicándose, tiene mucho que explorar todavía en el terreno online

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
A %d blogueros les gusta esto: